Lunes, 18 de Octubre de 2021
Sala de Prensa > Noticias
Noticias
19 de mayo de 2016
CNE presentó proceso de digitalización y digitación de planillas con solicitudes de referendo revocatorio
*Organismo comicial se encuentra en la etapa de validación de la información que legitimaría o no a las organizaciones con fines políticos para promover la activación del referendo revocatorio presidencial

La Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, presentó el proceso de digitalización y digitación que inició el CNE, el pasado lunes 16 de mayo, de la información contenida en las planillas presentadas por la organización con fines políticos Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para solicitar la activación de la promoción del referendo revocatorio para el mandato presidencial, al tiempo que se ofreció un balance de las actividades realizadas.

La máxima autoridad electoral, desde las instalaciones ubicadas en la Urbina,  en las que se lleva a cabo esta fase del proceso de validación de los registros presentados ante el organismo comicial, destacó la importancia de informar al país sobre el trabajo que desempeña el CNE para dar respuesta a la solicitud.

En su intervención, indicó que los tres órganos subordinados del CNE como son la Junta Nacional Electoral, La Comisión de Registro Civil y Electoral y la Comisión de Participación Política y Financiamiento  se encuentran activos en esta etapa de solicitud y promoción de referendo revocatorio para  garantizar el proceso establecido en la normativa, así como para resguardar todos los derechos políticos y humanos involucrados.

Procesos técnicos y validación

El rector incorporado a la Junta Nacional Electoral, Carlos Quintero, en la presentación del balance de actividades realizadas, explicó que el organismo comicial actualmente se encuentra en la etapa de validación de la información que legitimaría o no a las organizaciones con fines políticos para promover la activación del referendo revocatorio presidencial, esto dentro del marco legal establecido en la gaceta electoral 405 del 18 de diciembre de 2007.

Al ofrecer los detalles sobre estos procesos técnicos, refirió que en función a lo establecido en el instructivo aprobado por el CNE para la verificación de los registros contenidos en las planillas de solicitudes, se inició un proceso de digitalización y digitación de la información.

Siguiendo  los criterios de validación aprobados, dijo que están siendo digitalizadas  todas las planillas que cumplen con la información solicitada referente al nombre, apellido y la identificación del cargo que ejerce el funcionario a revocar; nombre y apellido del solicitante; las que en el renglón correspondiente a la entidad federal se encuentran debidamente completadas; y las planillas que no están mutiladas de tal manera que afecten la inteligibilidad de los datos recogidos.  

Digitalizadas las planillas validadas se procede entonces a la digitación de los datos de aquellas que cumplen de manera concurrente con los parámetros aprobados en el referido instructivo, agregó Quintero.

Según los parámetros de validación en esta fase, para procesar los datos como recibidos las manifestaciones de voluntad deben ir acompañadas de la correspondiente firma y huella dactilar; al ser cotejada la información con el registro electoral deben coincidir por lo menos uno de los nombres y uno de los apellidos del solicitante con el número de cédula de identidad, así como la entidad federal registrada.

Igualmente, bajo los criterios de validación, las huellas dactilares válidas son las que cumplen legalmente con los no menos de doce puntos característicos de una imagen con información biométrica. En cuanto a las firmas, se validan las que no presentan tachaduras  ni enmendadura.

Culminada esta fase, la Junta Nacional Electoral presentará al CNE un informe de resultados para su respectiva aprobación, y posterior convocatoria a una segunda fase relacionada con el despliegue de la plataforma tecnológica para iniciar el proceso de verificación de las manifestaciones de voluntad, durante una jornada de cinco días.